Toro de España

           Viste tu luto negro, toro de España,
           que ya tus verdugos vistieron el oro-grana.
           Olvida tu serranía y caricias de luna plata
           que tienen armadas sus manos de espada.

           Finge furor en mirada, toro de España,
           que necesitan justificar tu matanza.
           No pienses en capataces que amas,
           cambiaron por dinero el pasto que te daban.

           Oculta tu linaje y casta, toro de España,
           antes que por arenas te arrastren mulas pardas
           y no confundas las amapolas de tus prados
           con las caras rojo-vino que llenan las plazas.

           Grítales desde tu terrible agonía, toro de España,
           que con tal muerte se encanallan,
           que no hay gloria, honor ni hombría
           cuando en cuadrilla torturan y asesinan.

           Los que de verdad te amamos, toro de España,
           lloramos a las puertas de las mil maestranzas
           y pedimos a Dios que no nazcas,
           que no merecen tal lujo los que contigo se ensañan.

                                                                                        Enrique Núñez


Regresa a la página principal. OK